CAPITAL CORP. SYDNEY

73 Ocean Street, New South Wales 2000, SYDNEY

Contact Person: Callum S Ansell
E: callum.aus@capital.com
P: (02) 8252 5319

WILD KEY CAPITAL

22 Guild Street, NW8 2UP,
LONDON

Contact Person: Matilda O Dunn
E: matilda.uk@capital.com
P: 070 8652 7276

LECHMERE CAPITAL

Genslerstraße 9, Berlin Schöneberg 10829, BERLIN

Contact Person: Thorsten S Kohl
E: thorsten.bl@capital.com
P: 030 62 91 92

Pobreza Energética, Trabajo y Bienestar Femenino: Estudios de Caso en Zonas con Proyectos de Energías Renovables

Pobreza Energética, Trabajo y Bienestar Femenino: Estudios de Caso en Zonas con Proyectos de Energías Renovables

Periodo: 2016

Estatus: Concluido

Responsable:

Dra. Margarita Velázquez G

Entidad académica responsable:

Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias UNAM Morelos

Parque eólico La Bufa.

Resumen

La energía es el resultado de la transformación de diversos recursos naturales que permite la instrumentación de un conjunto de tecnologías que son utilizadas socialmente para diversos fines. La energía tiene importancia estratégica para las sociedades contemporáneas; es utilizada para satisfacer necesidades energéticas humanas, tanto en hogares, como en los espacios productivos y el transporte, y es considerada como un indicador de desarrollo. La generación, distribución y uso de la energía varía tanto entre países como al interior de los mismos y su escasez impacta en la vida de las mujeres y hombres de manera diferente, debido a sus diferentes roles sociales, los cuales determinan sus necesidades y uso diferenciado (Guixé, 2006; Rojas y Siles, 2014; Siles, 2015).

Además de impactar directamente en las condiciones de vida de mujeres y hombres, la generación y uso de la energía impacta directamente en el medio ambiente, al ser el sector de mayor emisión de contaminantes. De acuerdo al último Inventario de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), el sector energético representó el 63% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero en México en el año 2010. Esto confirma que, en México, el modelo energético actual, “está ligado a un creciente consumo de energía procedente de combustibles fósiles como el petróleo, carbón y gas natural” (Álvarez, Serrallé, Pérez y Álvarez, 2010, p. 64), que representan aproximadamente el 90% del consumo energético en el país, de acuerdo a la Estrategia Nacional de Energía 2013-2027. Sin embargo, en los últimos años, otras fuentes de energía menos contaminantes han incrementado su participación en México: las energías renovables.